BIENVENIDOS A RUMPELSTILTSKIN

Bienvenidos elrumpelstiltskin.blogspot.com.



Este blog está asociado a la página Juegos Culturales Rumpelstiltskin (http://rumpelstiltskin.foroweb.org/) y ha sido creado para tratar en él temas de cultura general y curiosidades que, habitualmente, van surgiendo en el citado foro de juegos.

Son entradas a partir de soluciones para los diferentes concursos que planteamos:

*descubrir el personaje

*descubrir de qué se está hablando (fecha, hecho, lugar...)

*descubrir la película

*descubrir la imagen

*descubrir el sonido

etc, etc.


Deseamos que os puedan resultar interesantes estas entradas. A nosotros, así nos lo han parecido. Igualmente invitamos a quién lo deseee a pasar un rato entretenido con nosotros, sin otro objetivo que el aprender divirtiéndonos. Os sugiero que probéis. Registraros en la página arriba reseñada, para poder participar. Es totalmente gratis y no supone ningún tipo de obligación.

domingo, 17 de octubre de 2010

LA BARONESA MOURA BUDBERG



Moura (Maria Ignatievna) Zakrevskaya nació en Rusia en 1891, hija de un noble, Ignaty Platonovich Zakrevsky.

A la edad de 20 años se casó con el Conde Johan von Benckendorff, convirtiéndose en Condesa. Tenía, este diplomático zarista una propiedad en Estonia. En ella sería asesinado a golpes ocho años después por un campesino. Eran los tiempos de la Revolución bolchevique.

En aquella turbulente época, la Condesa Benckendorff comenzó un romance con el jefe del espionaje británico, Robert Bruce Lockhart. En los primeros años 20, Lockhart fue detenido acusado de formar parte de un complot para asesinar a Lenin. Se le condenó a muerte. La leyenda dice que Moura hizo uso de sus encantos con el Comandante de la cheka, y ayudó a Lockhart a huir.




El espía británico, ya a salvo, escribió un famoso libro, "Memorias de un agente secreto", donde mencionaba, con seudónimo a Moura. Michael Curtiz la llevaría al cine en 1934 con el título de "Agente Secreto", protagonizada por Leslie Howard.

Con su amante ya a salvo, Moura se casó, en 1922, con el Barón Nikolai von Budberg-Bönningshausen. El matrimonio no duraría mucho, pero ella mantuvo, desde entonces, el título y el apellido. Gracias a este matrimonio pudo obtener la ciudadanía estonia y volver a ver a sus hijos.

Por aquellos tiempos, se convirtió en secretaria y también amante del escritor Máximo Gorki. A través de él conoció a Lenin y Stalin. Se comenta que ella ayudó, y mucho, al acercamiento entre el escritor y el dictador ruso. Gorki pasó de criticar al sistema a defenderlo a capa y espada. Gorki dijo de su amante: "Ella lo sabe todo y está interesada en todo".




Dentro ya del mundillo literario, conoció al autor de ciencia-ficción H.G. Wells, un conquistador, aunque ya un poco barrigon por aquel entonces. Él era treinta años mayor que ella. Somerset Maugham la preguntó, por ello, en cierta ocasión qué había visto en él. "Su olor a miel", respondió la Baronesa.




En los años treinta, fijó su residencia ya en Londres. Archivos desclasificados en 2002 demostraban que Moura era investigada por el contraespionaje inglés desde 1922. Aún así, su vida sigue siendo un misterio. Se sospecha que trabajó para los alemanes en la Primera Guerra Mundial. Posteriormente, para los soviéticos y, al tiempo, para los británicos.

Durante décadas fue una figura misteriosa en el mundillo cultural londinense. Escribió libros y también lo hizo para el cine. Laurence Olivier y Sidney Lumet, llevaron a la pantalla sus guiones.

Podía ser una mujer sorprendentemente indiscreta. En una conversación en 1951 le dijo a un exoficial del MI6 que Anthony Blunt era un comunista secreto. No se la consideraba una fuente lo suficientemente fiable. Por ello, hasta 1979 no se descubrirían las actividades de Blunt, 28 años después de la indiscreción de la Baronesa.

Como anécdota decir que es tía tatarabuela de Nick Clegg, Viceprimer Ministro inglés.

En definitiva, una mujer misteriosa en vida y aún hoy, 36 años después de su muerte. ¿Espió para los alemanes, soviéticos e ingleses? Todo parece indicarlo, pero no se ha podido probar. Quizá sea mejor así. El misterio resulta más interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada